Translate

viernes, 3 de marzo de 2017

Las personas bilingües podrían tener una ventaja contra el Alzheimer

El estudio encontró que rindieron mejor en las pruebas de memoria que los pacientes que solo hablaban un idioma
Las personas que hablan 2 o más idiomas parecen resistir mejor a los daños del Alzheimer que las personas que solamente dominan un idioma, según un estudio italiano reciente.

Las personas bilingües con Alzheimer rindieron mejor que las personas que solo hablaban un idioma en tareas de memoria a corto y a largo plazo, aunque los escáneres mostraron un deterioro más severo en el metabolismo cerebral de los participantes bilingües, señalaron los científicos.

La capacidad de hablar dos idiomas parece proporcionar al cerebro una mayor resiliencia para resistir a los daños del Alzheimer, dijo la investigadora principal, la Dra. Daniela Perani, profesora de psicología en la Universidad Vita-Salute San Raffaele de Milán.

Cuanto más frecuentemente una persona pase de un idioma a otro durante su vida, más capaz es su cerebro de cambiar de una vía a otras alternativas que preservaron sus habilidades de pensamiento incluso aunque los daños del Alzheimer se hayan acumulado, encontraron los investigadores.

Los estudios previos han mostrado que el bilingüismo puede retrasar el inicio de la demencia en hasta 5 años, dijo Perani. Pero nadie ha examinado todavía qué provoca ese efecto en el cerebro.

Para examinar esto más de cerca, Perani y sus colaboradores realizaron escáneres cerebrales y pruebas de memoria a 85 personas mayores con Alzheimer. Entre los participantes, 45 hablaban tanto alemán como italiano, y 40 solamente hablaban un idioma.

Las personas bilingües rindieron mucho mejor que las monolingües en las pruebas de memoria, con puntuaciones entre 3 y 8 veces más altas en promedio.

Las personas bilingües lograron estas puntuaciones aunque los escáneres de sus cerebros revelaran más señales de hipometabolismo cerebral, una característica del Alzheimer en que el cerebro se vuelve menos eficiente a la hora de convertir la glucosa en energía.

Los escáneres cerebrales también proporcionaron una pista de por qué podría ser así. Las personas que eran bilingües parecieron tener una mejor conectividad funcional en las regiones frontales del cerebro, lo que les permitía mantener un mejor pensamiento a pesar del Alzheimer, indicó Perani.

Usar constantemente dos idiomas parece hacer que el cerebro trabaje más. Hacer esto durante toda la vida provoca cambios estructurales en el cerebro, creando una "reserva neural" que hace que el cerebro bilingüe sea más resistente contra el envejecimiento, señaló Perani.

El bilingüismo también prepara a una persona para una mejor "compensación neural", en que el cerebro afronta su propia degeneración y pérdida de neuronas encontrando vías alternativas mediante las que poder funcionar, explicó.

"Nuestro hallazgo sugiere que en los pacientes bilingües con la demencia del Alzheimer ambos mecanismos entran en juego, dado que la pérdida neuronal está acompañada por un aumento compensatorio de la conectividad, permitiendo a los pacientes bilingües mantener un rendimiento neuropsicológico y un funcionamiento cognitivo durante más tiempo que los [pacientes] monolingües", dijo Perani.

Heather Snyder, directora principal de operaciones médicas y científicas de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association), afirmó que estos resultados tienen sentido a partir de lo que se sabe sobre el envejecimiento cerebral.

"Es la idea de la activación cognitiva: lo que no se sigue usando se pierde", comentó Snyder. "Las personas bilingües y que pasan de un idioma a otro durante el día están activando un modo específico de pensar que está creando esas conexiones cerebrales".

"Es un estudio pequeño, así que no se pueden extraer demasiadas conclusiones a partir de él, pero es el tipo de investigación del que nos gustaría ver que se hagan más", añadió Snyder.

El estudio también sugiere que los niños que aprenden un segundo idioma y lo usan con frecuencia se beneficiarán en la vejez, señaló Perani.

"Teniendo en cuenta que retrasar el inicio de la demencia es una prioridad de las sociedades modernas, los gobiernos y los sistemas de salud deberían estimar la activación de programas sociales y de intervenciones que respalden la educación bilingüe o multilingüe, y mantener el uso de más idiomas al envejecer", dijo.

Comprender estos mecanismos cerebrales resistentes al Alzheimer también podría llevar a terapias futuras en las que los medicamentos y los cambios en el estilo de vida se combinen para proteger la mente de las personas mayores, indicó Snyder.

El nuevo informe aparece en la edición del 30 de enero de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTES: Daniela Perani, M.D., professor, psychology, Vita-Salute San Raffaele University, Milan, Italy; Heather Snyder, Ph.D., senior director, medical and scientific operations, Alzheimer's Association; Jan. 30, 2017, Proceedings of the National Academy of Sciences
Publicar un comentario