Translate

miércoles, 29 de marzo de 2017

Fumar ralentiza la recuperación del abuso de drogas

Las personas que fuman cigarrillos son más propensas a las recaídas después de combatir contra la adicción a las drogas

Las personas que se recuperan de un abuso de drogas ilegales son más propensas a tener éxito si no fuman cigarrillos, según un estudio reciente.

La mayoría de usuarios de drogas ilegales también fuman cigarrillos, pero muchos programas de abuso de sustancias no incluyen un tratamiento para la dependencia a la nicotina, comentaron los autores del estudio.

"La mentalidad en los ámbitos clínicos ha sido que pedir a los pacientes que dejen de fumar cigarrillos cuando intentan dejar de consumir otras drogas es 'demasiado difícil', o que fumar podría ser útil para mantener la abstinencia con respecto al alcohol y a las drogas, pero no está relacionado con si una persona mantiene la abstinencia o no con respeto a las drogas ilegales a largo plazo", dijo la líder del estudio, Renee Goodwin.

Pero los investigadores encontraron que los fumadores tenían el doble de probabilidades de sufrir recaídas en el plazo de 3 años que los no fumadores.

Para realizar el estudio, Goodwin, del departamento de epidemiología de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York, y sus colaboradores analizaron los datos del gobierno de EE. UU. sobre casi 35,000 adultos inscritos en la Encuesta epidemiológica nacional sobre el alcohol y las afecciones relacionadas de EE. UU.



Los hallazgos mostraron que se produjo una recaída en el 11 por ciento de los casos de personas que fumaban al inicio del estudio y siguieron fumando, en el 8 por ciento de las que dejaron de fumar y del 6.5 por ciento de las que nunca habían fumado, reportaron los investigadores en un comunicado de prensa de la Universidad de Columbia.

La autora principal del estudio, Andrea Weinberger, indicó que "dejar de fumar mejoraría la salud de cualquiera". Weinberger es profesora asociada en el departamento de epidemiología y de salud de la población del Colegio de Medicina Albert Einstein de la ciudad de Nueva York.

"Pero nuestro estudio muestra que dejar los cigarrillos podría haber sido más importante para la recuperación de los adultos de los trastornos de consumo de sustancias ilegales, dado que podría ayudarles a mantener la sobriedad", explicó Weinberger en el comunicado de prensa.

Goodwin añadió que "si la investigación sigue mostrando una relación entre fumar y las recaídas en el consumo de sustancias entre las personas que están en recuperación, hacer que el tratamiento del tabaco sea una parte estándar del tratamiento de los trastornos de consumo de sustancias ilegales podría ser un servicio fundamental que ofrecer a los adultos a fin de que obtengan unos mejores resultados en el tratamiento del consumo de sustancias a largo plazo".

El estudio aparece en una edición reciente en línea de la revista The Journal of Clinical Psychiatry.


FUENTE: Columbia University, news release, March 8, 2017. HealthDay
Publicar un comentario