Translate

viernes, 28 de agosto de 2015

El polvo de las viviendas contiene miles de especies de microbios

La geografía, las mascotas y el sexo de los compañeros de vivienda planteaban diferencias en los tipos de bacterias y hongos encontrados


Compartimos vivienda sin saberlo: un estudio reciente encuentra que el polvo común de las viviendas contiene miles de especies de bacterias y hongos.

Los investigadores analizaron el polvo de unas 1,200 viviendas en EE. UU. continental, y hallaron que el polvo de cada una contenía en promedio más de 5,000 especies de bacterias y unas 2,000 especies de hongos.

"Cada día, nos rodea una inmensa variedad de organismos en nuestras casas, la mayoría de los cuales no podemos ver", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Colorado el coautor del estudio, Noah Fierer, profesor asociado del departamento de ecología y biología evolutiva de la universidad, en Boulder.

"Vivimos en un zoológico de microbios, y este estudio fue un intento de catalogar esa diversidad", añadió.

"La geografía es el mejor factor de predicción de los hongos en su vivienda", dijo Fierer. "El motivo es que la mayoría de hongos llegan del exterior a través de la tierra y las hojas".

Por ejemplo, una vivienda en la parte alta del oeste medio tiene hongos distintos que una en el sureste.

Al analizar las muestras de polvo, los investigadores pudieron predecir qué viviendas tenían mascotas como gatos y perros, e incluso la proporción de sexos de las personas que las habitaban. Por ejemplo, las viviendas donde solo vivían habitantes de sexo masculino tenían una población bacteriana distinta que aquellas con habitantes de ambos sexos.

El estudio aparece en la edición del 26 de agosto de la revista Proceedings of the Royal Society B.

"Uno de los mensajes clave es que si desea cambiar lo que respira en casa, tendría que mudarse muy lejos o cambiar la gente y las mascotas con quienes vive", señaló en el comunicado de prensa el autor líder, Albert Barbaran, investigador graduado del departamento de ecología y biología evolutiva de la Universidad de Colorado, en Boulder.

Los hallazgos del estudio podrían resultar útiles para los estudios sobre las alergias y forenses, según los investigadores.


FUENTE: University of Colorado at Boulder, news release, Aug. 26, 2015.HealthDay
Publicar un comentario