Translate

martes, 3 de marzo de 2015

Si rechinas los dientes, sufres bruxismo

El bruxismo es el término clínico que se le da al rechinar de los dientes. Las personas que lo sufren aprietan los dientes sin ninguna intención alimenticia de forma que presionan los dientes superiores con los inferiores e incluso los mueven hacia delante y hacia atrás. 

Esta presión ejercida que ejercen los maxilares se desarrolla, por lo general, de forma inconsciente y puede provocar diferentes síntomas perjudiciales tanto para la boca como para la salud general.

Manifestaciones clínicas

Al producirse de forma inconsciente y en muchas ocasiones durante el sueño, el bruxismo es una patología que suele ser difícil de diagnosticar, si no es por parte de un dentista cualificado. Sus síntomas son variados y no solo afectan a nuestros dientes. Más allá de un aumento de sensibilidad dental al frío, el calor y los alimentos dulces, el bruxismo también se deja notar fuera de la boca. Puede producir dolores mandibulares y de oído, problemas en la articulación temporomandibular o dolor de cabeza, así como provocar ansiedad, tensión general e incluso insomnio. 

Factores desencadenantes del bruxismo

El bruxismo puede llegar a ser muy dañino para quién lo sufre, por lo que es muy importante detectarlo cuanto antes por parte de un dentista, a quién se le deben explicar todos los síntomas que sufrimos. Las causas del rechinamiento de los dientes no han sido clarificadas del todo, pero se cree que el factor principal es el estrés. Algunos odontólogos han puesto hincapié en la alineación inadecuada de los dientes, la alimentación, la postura o los hábitos de sueño,  unos aspectos que también pueden ser causantes del bruxismo.

Tratamiento contra el bruxismo

Su principal objetivo es eliminar el dolor sintomatológico al mismo tiempo que preservar la estructura dental. Por este motivo recurren a la utilización de las férulas Michigan, unos protectores dentales que evitan en bruxismo durante el sueño, evitan el desgaste de los dientes y destensan todo el sistema masticatorio

Otras recomendaciones terapéuticas

A parte de la utilización de férulas, también se utilizan otros recursos como intentar eliminar el foco causante del estrés, realizar ejercicios de relajación, masajear las zonas dónde se produce el dolor y en algunos casos cambiar el patrón de mordida con una ortodoncia. Si tras leer los síntomas provocados por el bruxismo, se ha sentido identificado, acuda a su clínica dental para que el dentista pueda realizar un diagnóstico certero de su caso particular. Los dolores de cabeza o de cuello que tiene últimamente sin motivo aparente, puede que tengan su causa en el rechinar de los dientes. Tu dentista te puede ayudar a solucionarlo. 

Fuente: Dr. Dario Pereira. http://www.vivirmejor.com/
Publicar un comentario