Translate

jueves, 26 de febrero de 2015

La primera visita al odontopediatra en el primer año de vida

En general, los niños y los adultos temen ir al médico. Los niños lo asocian a vacunas y a dolor. A veces sólo con ver la bata blanca se ponen a llorar y se quieren ir. ¿Es posible que los niños vayan a una consulta de odontopediatría, les enseñen la boca, no lloren, vayan contentos y además se diviertan mientras esperan en la consulta y los padres estén relajados? 

La Dra. Anna Xalabardé, odontopediatra, afirma que es posible y de entrada para evitar el síndrome no lleva bata blanca sino dos piezas con motivos infantiles.


Prepararles para ir al odontopediatra

Los padres deben explicar a los niños que van a la consulta del odontopediatra. Mentirles es un error porque el niño no va a confiar nunca en los padres. Se debe preparar al niño y debemos hacer una explicación concisa y natural. La Dra. Xalabardé comenta que lo ideal es que los niños acudan a la consulta antes de que presenten cualquier alteración para que la visita sea agradable para ellos. Se recomienda que la primera visita sea con un año y de esta manera se puede dar consejos a los padres sobre hábitos de higiene con el objetivo de realizar una buena prevención y educación buco-dental.

La primera visita 

La primera visita debe ser relajada. El ambiente de la consulta debe ser especial y distendido para ellos. En la sala de espera hay juegos para que no se aburran. La primera visita puede ser más larga pero después son de 15 a 20 minutos como máximo. Es importante que el niño salga de la consulta con una buena sensación. Asimismo, la Dra. Xalabardé comenta que las patologías dentales más frecuentes en un niño son básicamente tres: las caries, la malposición dentaria y los traumatismos. Se constata que han disminuido las visitas por caries y han aumentado los traumatismos. Se recomienda que ante cualquier golpe en los dientes, por pequeño que sea, se debe consultar al especialista.

Fuente: Dra. Anna Xalabardé. http://www.vivirmejor.com/
Publicar un comentario