Translate

viernes, 20 de junio de 2014

El verano o vacaciones son los momentos perfectos para comer saludable

Elija alimentos que se encuentren en la naturaleza, como las verduras, las frutas, los frutos secos y el agua, sugiere una experta


Los encuentros de verano proveen una oportunidad perfecta para consumir alimentos frescos y saludables, asegura una experta.

"Los picnics, las fiestas en el aparcamiento del estadio y las barbacoas son las ocasiones perfectas para aprovechar las maravillosas frutas y verduras disponibles de mayo a septiembre", comentó en un comunicado de prensa Katherine Farrell Harris, directora de Nutrición Integrada de AdvantageCare Physicians.



"Siempre les digo a los pacientes que si están al aire libre, deben consumir alimentos frescos y que se hallan en la naturaleza, como verduras, frutas, semillas, frutos secos, legumbres y agua en lugar de alimentos procesados creados en laboratorios y fábricas", enfatizó.

Si es el anfitrión de un encuentro al aire libre, olvídese de la comida procesada. En lugar de ello, use ingredientes frescos y de la temporada para crear una comida equilibrada que incluya verduras, ensaladas y refrigerios saludables, como el humus.

Use legumbres (alubias, guisantes o lentejas) para hacer ensaladas o acompañamientos. Son ricas en fibra y vitaminas, y mucho más saludables que las alubias con salsa de tomate llenas de azúcar o la ensalada de papas con mayonesa o la ensalada de macarrones, tan ricas en calorías, apuntó Farrell Harris.

También sugirió usar aceites y vinagres saludables para añadir sabor a las ensaladas. Por ejemplo, mezcle aceite de oliva con tipos distintos de vinagre o jugo de limón, o combine vinagre de arroz con aceite de sésamo.

Para los refrigerios, prueba con frutos secos sin sal, olivas marinadas, humus, guacamole y verduras cortadas. Si sirve chips, elija los horneados, planteó Farrell Harris.

Para una barbacoa, elija los cortes de carne magros y elimine el exceso de grasa. Cuando la grasa cae en el carbón caliente, crea un humo que contiene compuestos potencialmente cancerígenos. La carne con menos grasa produce menos humo.

No queme la carne y no coma las partes de la carne que estén negras o quemadas. Esas áreas contienen los niveles más altos de sustancias que se sabe que provocan cáncer.

Asegúrese de añadir verduras y frutas a la parrilla. Entre las opciones buenas se hallan los pimientos rojos, amarillos y verdes, el calabacín amarillo, los hongos, las cebollas rojas y la piña.


FUENTE: AdvantageCare Physicians, news release, June 2014. HealthDay
Publicar un comentario