Translate

miércoles, 7 de mayo de 2014

Infección postextracción. Alveolitis seca

La Alveolitis, es una inflamación localizada de forma superficial en el alvéolo luego de una extracción dental, producida por una perdida prematura del coagulo sanguíneo, dejando expuestas terminaciones nerviosas libres y la posibilidad de una colonización bacteriana posterior, en donde se va a manifestar un intenso dolor y mal olor en el alvéolo expuesto. Es la complicación más frecuente de la extracción dentaría y es más común después de la extracción de terceros molares mandibulares.

Tiene una incidencia variable, entre el 1 y el 5%, con cierta preferencia en las mujeres. El cuadro clínico de la alveolitis comprende dolor que se reagudiza al tercer o cuerto día, acompañado por mal aliento y afección de los ganglios regionales.


Signos y Síntomas

El signo más evidente es la falta de coágulo, la exposición ósea y la halitosis. En algunos casos se puede encontrar un ligero aumento de temperatura.

Es más frecuente en el sexo femenino y la mayoría de los casos se observan entre la tercera y cuarta década de la vida.

El síntoma característico es el dolor agudo en la zona del alvéolo. Típicamente, el dolor comienza por el 2do o 4ro día postoperatorio, se refiere el oído, y dura a partir de algunos días a muchas semanas si no se trata.

Etiología

No ha sido posible atribuir la alveolitis a una causa determinada. Los mecanismos que intentan explicar su aparición incluyen:

La actividad fibrinolítica se considera la mayor causa de una pérdida prematura del coágulo sanguíneo.

Factores sistémicos como: diabetes no controlada, anemias, deficiencias nutricionales o envejecimiento, que pueden afectar la resistencia a la infección o disminuir la capacidad del organismo para reparar las heridas.

Algunos factores locales como las irrigaciones o enjuagatorios, que impiden la formación de un coágulo o lo deterioran una vez formado.

El uso de anestésicos locales con vasoconstrictores compromete la irrigación sanguínea del alvéolo. La isquemia ha sido referida como una de las causas fundamentales de alveolitis.

Restos de materiales de obturación, fragmentos dentarios u óseos que interfieren en el proceso de cicatrización o el trauma excesivo sobre las paredes óseas, pueden afectar los espacios medulares y alterar la cicatrización.

Se consideran algunos factores que aumentan su frecuencia como: Aporte vascular disminuido del hueso, traumas excesivos de los bordes del alvéolo, de la encía y aplastamiento óseo, extracción de dientes con procesos periodontales o periapicales agudos, mala higiene bucal, tabaco o cigarrillo ya que la nicotina produce vasoconstricción y también el efecto de aspiración puede producir desalojo del coagulo, anticonceptivos orales, disminución de la capacidad defensiva y regenerativa, por una causa endógena.

Tratamiento

Antes de realizar cualquier tipo de tratamiento se debe considerar que el paciente va a presentar dolor intenso y se debe tomar en cuenta el uso de algún anestésico local y retirar cuidadosamente las suturas del sitio de la extracción si es que las hay.

Se debe irrigar generosamente el alvéolo con abundante cantidad de solución salina y el exceso deberá ser succionado cuidadosamente fuera del sitio de la extracción.

No debe curetearse debido a que puede introducir tejido infectado en el trabeculado óseo produciendo la diseminación de las bacterias y una disminución en la cicatrización.

El alvéolo limpio es obturado con un apósito impregnado de eugenol (es considerado como potente analgésico por su rápida acción sedante) o una solución medicada con yodoformo (gasa yodoformada) o benzocaina, que debe ser cambiado periódicamente (72 horas); con ello se logra una cicatrización por segunda intención por los próximos 10 días. Puede utilizar medicación analgésica por un período de 48 horas.

No debe administrar antibióticos debido a que es una inflamación local y no una infección.

El paciente deberá ser instruido para mantener el alvéolo limpio, de igual forma se le debe informar que el alvéolo seco es un retraso en la cicatrización que normalmente se resuelve en varios días.

Fuentes: Chiapasco, M. Cirugía oral: texto y atlas en color. Editorial Masson. 2004. México. http://www.guo.8k.com/dolor_alveolitis.htm. Odontoespacio.
Publicar un comentario