Translate

lunes, 28 de abril de 2014

Tener más masa muscular podría ayudar a los pacientes con diálisis renal

Un pequeño estudio halló que los que tenían más masa muscular podían andar una mayor distancia y afirmaban tener una mejor salud mental

Para los pacientes con diálisis renal, tener más masa muscular mejora su capacidad para andar y resulta beneficioso para su salud física y mental, según un estudio reciente.

Contó con 105 pacientes de hemodiálisis a los que se evaluó el índice de masa corporal o IMC (una estimación de la grasa corporal en función de la estatura y el peso), el tamaño de la cintura, la masa muscular del muslo medio y la grasa abdominal. También les evaluaron para ver hasta dónde podían caminar en seis minutos y rellenaron formularios para evaluar su salud física y mental.

A los pacientes con un IMC mayor, un tamaño de cintura grande y más grasa abdominal les fue peor en las pruebas de la caminata. Los que tenían más masa muscular en el muslo medio (un indicador de una mayor masa muscular) caminaron una mayor distancia durante 6 minutos y obtuvieron unas mejores puntuaciones con respecto a la salud física y mental, según el estudio publicado en línea el 24 de abril en la revista Clinical Journal of the American Society of Nephrology.

"Dado que este estudio muestra que una mayor masa muscular se asocia con un mejor funcionamiento físico y una mejor calidad de vida en los pacientes con diálisis, las intervenciones como una mayor actividad física que reduzcan la masa grasa y aumenten la masa muscular probablemente mejoren el funcionamiento físico, la calidad de vida y la supervivencia de los pacientes con diálisis", afirmó en un comunicado de prensa de la revista el autor del estudio, el Dr. Srinivasan Beddhu, de la Universidad de Utah.

"Tales intervenciones se deben evaluar en ensayos clínicos", añadió Beddhu.

Los hallazgos sobre la composición corporal podrían contribuir a explicar lo que se conoce como la "paradoja de la obesidad", una observación de que los pacientes obesos con diálisis a veces viven más tiempo que los pacientes con un peso normal, sugirió.

"La paradoja de la obesidad se ha interpretado en estudios tempranos como que la grasa es buena. Algunos han llegado a aconsejar que no se debería animar a los pacientes con diálisis a que pierdan peso. Pero la situación es más compleja", dijo Beddhu.


FUENTE: Clinical Journal of the American Society of Nephrology, news release, April 24, 2014. HealthDay
Publicar un comentario