Translate

martes, 22 de abril de 2014

Ajustar la temperatura del clima podría mejorar su pensamiento

Un estudio halló que a las personas les iba mejor en las tareas mentales en las habitaciones con sus temperaturas preferidas
Uno piensa mejor cuando la temperatura del aire está a un nivel que le hace sentir el máximo de comodidad, sugiere una nueva investigación.

El estudio incluyó a dos grupos de participantes con distintas preferencias de temperatura ambiental: fresca o cálida. Se pidió a los grupos que completaran tareas de pensamiento en tres habitaciones con distintas temperaturas: 77, 68 o 59 grados Fahrenheit (25, 20 o 15 grados Celsius).

A los participantes les fue mejor en las tareas cuando estaban en la habitación con su temperatura preferida. Se cree que trabajar en una temperatura en que uno se halla cómodo ralentiza el uso de energía requerida para hacer las tareas mentales, apuntaron las autoras del estudio, Lorenza Colzato y Roberta Sellaron, de la Universidad de Leiden en los Países Bajos.


"Los resultados confirman la idea de que las temperaturas influyen sobre la capacidad [de pensar]. Trabajar en la temperatura ideal de una persona puede fomentar la eficiencia y la productividad", escribieron los investigadores.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Psychological Research.

Las investigaciones anteriores han sugerido que las personas piensan mejor cuando están en un ambiente más fresco, según un comunicado de prensa de la revista.

FUENTE: Leiden University, news release, April 15, 2014. HealthDay
Publicar un comentario