Translate

jueves, 20 de marzo de 2014

¿Cómo intervenir con una persona que manifiesta ansiedad moderada o grave?

Hoy SaludenConcreto.com comienza colaboracion con la Web http://www.massaber.es con articulos escritos por especilistas que trabajan en su plataforma de cursos online de salud y otros temas. ¡Bienvenidos!

En el día a día, cuando vamos a un centro comercial, en cualquier medio de transporte (metro, autobús, avión…) o, simplemente, mientras paseamos por la calle, podemos encontrarnos con personas que estén sufriendo una crisis de ansiedad y necesiten ayuda.

¿Qué hacer en estas situaciones?

Si parece que su estado de salud es grave, está inconsciente o siente dolor torácico es evidente que debemos pedir ayuda a profesionales especializados. Pero si observamos que la persona está consciente, presenta un intenso agobio, sensación de ansiedad o inquietud psicomotriz, además de solicitar ayuda podemos poner en práctica una pequeña intervención, que incluso podría resolver la crisis de angustia.


La crisis de pánico

Se trata de episodios súbitos, de aparición diurna o nocturna, caracterizados por una gran descarga neurovegetativa. La duración no sobrepasa los 15-30 minutos y puede cursar con síntomas como palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardiaca, sudoración, temblores o sacudidas, sensación de ahogo o falta de aliento, sensación de atragantamiento, náuseas o molestias abdominales, inestabilidad, mareo o desmayo, miedo a volverse loco o a perder el control, parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo), escalofríos o sofocaciones y fenómenos de desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (estar separado de uno mismo).

Cómo intervenir

En ansiedad moderada:

● Estar junto a la persona en todo momento, ayudándola a expresar y verbalizar sus sentimientos. Expresarle aceptación y confianza.

● Valorar el nivel de ansiedad (leve, moderada y grave).

● Valorar las estrategias que utiliza la persona para afrontar la ansiedad, de modo que se puedan potenciar.

● Técnicas de relajación si las conocemos; entre ellas podemos enseñarle técnicas de respiración para evitar la hiperventilación, el mareo y las parestesias.

● Animarle a identificar situaciones que le producen ansiedad.



En ansiedad grave o ataque de pánico:

● Proporcionar seguridad durante la crisis, hablar de forma lenta y tranquila, permitir la expresión emocional, eliminar estímulos ambientales, marcar el ritmo respiratorio (técnicas de respiración abdominal) y, en caso de hiperventilación grave, hacer que respire en una bolsa para bajar los niveles de CO2 y evitar el desmayo.

● Avisar a los servicios de urgencia si no desaparecen los síntomas y acompañar a la persona hasta que la puedan asistir profesionales especializado

Ana Navea Martín
Psicóloga especialista en salud mental                

Publicar un comentario