Translate

jueves, 19 de diciembre de 2013

PASTILLA - Expertos recomiendan no consumir leche cruda para reducir riesgo de infecciones

Las embarazadas, los bebés y los niños no deben consumir leche cruda o sin pasteurizar, según recomienda un panel de expertos.
Las comisiones de Enfermedades Infecciosas y de Nutrición de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por su sigla en ingles) también consideran que debería prohibirse en Estados Unidos la venta de leche, queso y otros lácteos sin pasteurizar debido al riesgo de transmisión de infecciones.

La pasteurización mata las bacterias presentes en la leche cruda. El proceso incluye la cocción de la leche a por lo menos 70ºC durante más de 15 segundos y su enfriamiento inmediato.

"Es como viajar en un automóvil con cinturones de seguridad. Si existe una barrera de seguridad, que en este caso sería la pasteurización, ¿la utilizaría?", indicó Kathryn Boor, decana de la Facultad de Agricultura y Ciencias de la Vida de la Cornell University, en Ithaca, Nueva York, que no participó del estudio.


El 97 por ciento o más de los productos lácteos que se consumen en Estados Unidos están pasteurizados, según publica el panel en la revista Pediatrics, que es la revista de la AAP.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos prohíbe el traslado de leche cruda para el consumo humano entre los estados, pero su venta sigue siendo legal en muchos estados.

La leche cruda puede transmitir bacterias como la Escherichia coli y la salmonela de animales enfermos o por contacto con el estiércol.

Aun así, algunos grupos promueven su consumo porque algunos estudios habían sugerido que está asociado con una reducción del riesgo de padecer alergias y asma. Pero Boor aclaró que esos estudios habían incluido niños de zonas rurales.

El panel aclara que no existen estudios que respalden la noción de que la pasteurización elimina los nutrientes de la leche cruda.

"Podemos cuantificar los riesgos de la leche cruda, pero no los beneficios. Y, en este momento, los beneficios son vagos y no tienen respaldo científico", aseguró Boor.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés) estiman que en el período 1998-2011 se registraron 148 brotes infecciosos asociados con el consumo de leche cruda o productos derivados. Esos brotes causaron 284 internaciones y dos muertes.

"La contaminación durante el ordeñe, el almacenamiento o el ordeñe de vacas que podrían estar enfermas expone al consumidor a enfermedades graves y complicaciones potencialmente fatales, como el aborto espontáneo y los partos de fetos muertos, la meningitis y las infecciones sanguíneas en bebés y embarazadas", dijo el doctor Jatinder Bhatia, del Hospital de Niños de Georgia, coautor de la declaración de la AAP.

Bhatia explicó además que el consumo de leche cruda es riesgoso también para las personas con el sistema inmunológico comprometido y los adultos mayores.

"La evidencia demuestra sin lugar a dudas los beneficios de la pasteurización, sin efectos adversos comprobados", sostuvo Bhatia.

La Asociación Internacional de Alimentos Lácteos, que es una organización comercial, publica en su sitio en internet: "Toda leche destinada al consumo debe estar pasteurizada. Es una cuestión de seguridad alimentaria".

FUENTE: Pediatrics, online 16 de diciembre del 2013
Publicar un comentario