Translate

martes, 15 de octubre de 2013

-PASTILLA- Estrés postraumático materno está asociado con traumas en los hijos

NUEVA YORK (Reuters Health) - Los hijos de las mujeres con trastorno por estrés postraumático (TEPT) serían vulnerables a los traumas, según sugieren los resultados de un estudio pequeño realizado en Estados Unidos.

Los autores observaron que los hijos de las mujeres con TEPT que vivían en las ciudades padecían más experiencias traumáticas (enfrentamientos armados, violencia doméstica, mordeduras de perros o accidentes automovilísticos) antes de los 5 años que los hijos de mujeres con depresión o sin trastornos mentales.

Las mujeres con TEPT y depresión eran más propensas a decir que agredían física o psicológicamente a sus hijos que las que tenían uno de esos dos trastornos.

"El mensaje es que cuando los padres sufren, también lo hacen sus hijos", dijo el doctor Howard Dubowitz, profesor de pediatría de la Facultad de Medicina de la University of Maryland, en Baltimore.

"Los que ayudamos a cuidar a los niños no podemos ignorar los problemas con los que están luchando las madres y los padres", agregó.

Los chicos expuestos a experiencias traumáticas tienen alto riesgo de padecer distintas enfermedades cuando crecen, como la obesidad, la adicción al alcohol y las drogas, las cardiopatías, el suicidio y los trastornos mentales.

"Todos nos concentramos en la depresión, aunque el TEPT y la depresión van juntas", dijo el autor principal del estudio, Claude Chemtob, director del Programa de Investigación de los Traumas Familiares del Centro Médico Langone de New York University.

Con su equipo, reunió a 97 mujeres con hijos de entre 3 y 5 años de las clínicas de atención primaria pediátrica de la Escuela de Medicina de Mount Sinai en la Ciudad de Nueva York.

La mayoría de las mujeres era de etnias minoritarias y tenían título secundario. Respondieron cuestionarios para detectar los síntomas de depresión y TEPT. También informaron si sus hijos habían presenciado situaciones violentas.

La mayoría de las mujeres no tenía depresión clínica ni TEPT, según publica el equipo en JAMA Pediatrics. Once de las 97 mujeres tenían depresión que se podía diagnosticar, seis tenían TEPT y 10 padecían ambos trastornos.

Chemtob dijo que la población estudiada tenía niveles más altos de depresión y TEPT que la población general.

El equipo halló que las mujeres con TEPT y depresión padecían más estrés con la crianza. "Para ellas, la crianza es más difícil y con menos recompensas", precisó Chemtob.

En el 2012, la Academia Estadounidense de Pediatría instó a los pediatras a reducir "el estrés tóxico" para los niños que puede aparecer cuando los padres o los cuidadores carecen de una buena salud mental.

En el estudio, los hijos de las mujeres con TEPT habían presenciado unos cinco hechos traumáticos, mientras que los hijos de las mujeres con depresión únicamente o ningún trastorno del ánimo habían presenciado uno solo.

Un tercer grupo de niños, cuyas madres tenían TEPT y depresión, habían experimentado cuatro hechos traumáticos.

"Los efectos de los trastornos mentales maternos pueden ser especialmente negativos en los primeros años de vida, desde el embarazo hasta los 5 años", dijo Michelle Bosquet, del Hospital de Niños de Boston, en Massachusetts, que no participó del estudio.

Bosquet recordó que varios estudios previos se habían concentrado sólo en la depresión. Por ese motivo, poco se conoce sobre cómo el TEPT puede influir en la crianza.

Los autores aclararon que una limitación del estudio es el tamaño de la muestra.

FUENTE: JAMA Pediatrics, online 2 de septiembre del 2013. Reuters Health
Publicar un comentario