Translate

martes, 22 de octubre de 2013

-PASTILLA- Crecen los juicios contra profesionales no médicos que realizan cirugías con láser

NUEVA YORK (Reuters Health) - Un estudio mostró que cada vez más pacientes están iniciando juicios contra profesionales no médicos después de sufrir una quemadura u otra lesión durante una cirugía con láser.

Un equipo descubrió que en 75 de 175 causas judiciales por procedimientos como la depilación definitiva o la eliminación de una cicatriz, un profesional no médico había operado el láser.

Es más: la proporción de juicios que mencionaban a un enfermero, un asistente médico, un técnico o un "interno" como el operador del dispositivo se duplicó entre 2008 y 2011.

"Esto nos hace pensar en la necesidad de mejorar la supervisión y el entrenamiento", dijo el doctor Murad Alam, dermatólogo de la Escuela Feinberg de Medicina de Northwestern University en Chicago.

"Hasta procedimientos comunes y bien conocidos, como la depilación con láser, no son seguros 'per se'. Se usan láseres, que poseen distintos riesgos, como las lesiones y las quemaduras oculares", Alam, que investigó cómo se regulan los procedimientos cosméticos y no participó del estudio, comentó que todos los estados tienen problemas con quiénes están autorizados a realizar la cirugía y quiénes tienen o no que ser supervisados.

"Hay muchas diferencias y algunas políticas no tienen sentido", indicó.

En JAMA Dermatology, el equipo escribe, por ejemplo, que sólo los médicos pueden usar láser para remover vello corporal en Maine. Pero en junio del 2011, no existían restricciones en Nevada.

En algunos estados, "literalmente, una persona sin matrícula ni entrenamiento puede operar un láser ", dijo el doctor H. Ray Jalian, quien dirigió el estudio de la Universidad de California en Los Angeles.

Con su equipo buscó documentos legales públicos para identificar los juicios de responsabilidad civil asociados a cirugías dermatológicas con láser y halló que, en 2011, el 78 por ciento de las causas judiciales incluía a un profesional no médico a cargo del equipo láser. La cifra era del 36 por ciento en 2008.

La depilación con láser fue la práctica con más denuncias, seguida del rejuvenecimiento con pulsos de luz intensos sobre la cara. Las lesiones de los tratamientos de cicatrices y várices en las piernas también fueron foco de denuncias. La mayoría de las cirugías con láser en manos no médicas no habían sido realizadas en instalaciones clínicas formales, como los llamados spas médicos.

"La evidencia sugiere que los procedimientos que no realizan profesionales médicos serían algo más riesgosos, en especial fuera de un centro médico", indicó Jalian.

La Asociación Internacional de Spas, una organización que reúne a los spas médicos, no quiso realizar comentarios.

FUENTE: JAMA Dermatology, online 16 de octubre del 2013.

Reuters Health
Publicar un comentario