Translate

sábado, 5 de octubre de 2013

-PASTILLA- ¿Cómo se producen los piojos en niños?

El inicio del año escolar supone para muchos padres la vuelta a organizar las tareas y las actividades extracátedra de los niños, pero también significa el encuentro con "viejos conocidos": los piojos.

Principalmente somos las madres quienes tenemos que luchar contra los piojos y enfrentarnos cada año a estos incómodos insectos que pueblan las cabezas de nuestros hijos. Nos toca revisar cabezas, quitar liendres y aplicar productos para combatirlos una y otra vez, pero...¡no hay manera de eliminarlos! y ante esta situación, muchas madres se desesperan.

Los principales focos de infección se producen en colegios o guarderías, aunque lo cierto es que los niños pueden infestarse en cualquier lugar (parques infantiles, zonas de juego o en casa de algún familiar). Pero, ¡qué no cunda el pánico! La mejor forma de luchar contra estos desagradables parásitos es estar bien informado.



De manera que antes de hablar de los tratamientos vamos a ver qué son los piojos, cuántos tipos de piojos existen, cómo se reproducen y cómo podemos detectarlos.

Hay tres tipos de piojos: el de la cabeza (pediculus humanus capitis), el del cuerpo (pediculus humanus corporis) o el del pubis.

Los piojos de la cabeza son unos parásitos que viven sólo en el cuero cabelludo humano. Fuera de él no sobreviven más de dos o tres días. Estos insectos no están relacionados con la falta de higiene, ni presentan ningún peligro para la salud, pero producen un intenso picor y se contagian rápidamente.

Los piojos se alimentan de la sangre que obtienen a través del cuero cabelludo humano, donde depositan un líquido que provoca prurito. Cada piojo puede medir entre 2 y 3 milímetros. Son de color gris oscuro y no tienen alas. Tampoco saltan, pero sí se arrastran.

Estos parásitos se reproducen por huevos (las famosas liendres o liendras) translúcidos, de color blanquecino o marrón claro, que se depositan cerca del nacimiento del pelo. Estos huevecillos se fijan al cabello por una sustancia adherente que no se elimina con el simple cepillado.

Las hembras de los piojos pueden llegar a poner hasta trescientos huevos a lo largo de sus tres semanas aproximadas de vida, que se convierten en adultos en un plazo de seis a nueve días.

Recomendaciones


1.- Los lugares más habituales para encontrar las liendres son detrás de las orejas y en la zona de la nuca. Aunque resultan más fáciles de ver que los piojos, pues no se mueven, hay que examinar con paciencia cada mechón de pelo y evitar la luz directa. 



2.- Se debe utilizar champú para eliminar estos parásitos. En el mercado existen varias marcas que matan al piojo y las liendres. 



3.- Revisar a diario la cabeza de las niñas y niños luego de llegar de la escuela, puede ayudar a evitar que se propaguen los piojos en el cuero cabelludo. 



4.- Evitar confundir los huevos de los piojos con la caspa, pues, a diferencia de ésta, las liendres están pegadas al pelo. 



5.- La higiene personal es importante para evitar contraer parásitos.



Fuente: Dra. Margarita Fernández. www.ultimasnoticias.com.ve - 2 de Septiembre de 2013
Publicar un comentario