Translate

viernes, 20 de septiembre de 2013

-PASTILLA- La vacuna oral contra el cólera es útil en las epidemias


NUEVA YORK (Reuters Health) - La vacunación contra el cólera por vía oral durante los brotes es segura, efectiva y reduce la diseminación de la enfermedad, según demuestra un estudio de Guinea, Africa Occidental.

Las vacunas orales "no son una solución milagrosa, pero deberían utilizarse junto con un mejor acceso al tratamiento temprano y de buena calidad de los pacientes con cólera, al agua segura, la limpieza y la educación para la salud de la población", dijo por e-mail la doctora Iza Ciglenecki, de Médicos Sin Fronteras, Ginebra, Suiza.

Agregó que la vacunación masiva en un brote protege a la población vulnerable y genera la inmunidad de rebaño.

El profesor Zulfikar A. Bhutta, del Centro de Niños Enfermos para la Salud Infantil, Toronto, y que no participó del estudio, coincidió vía e-mail: "Existe buena evidencia para sugerir que si el cólera se detecta temprano, los brotes podrían controlarse con el uso estratégico de las vacunas contra la enfermedad".



El equipo de Ciglenecki publica su experiencia con la vacunación masiva a principio del brote de cólera del 2012 en dos distritos propensos a la epidemia cerca de Conakry, Guinea. La epidemia se había producido durante la época de lluvias de julio-agosto. La epidemia del 2007 había afectado a 8.289 pacientes, con 295 muertes.

El nuevo brote se adelantó a febrero del 2012 y obligó al equipo a utilizar la vacuna como adyuvante para controlar la situación. Se aplicaron dos dosis de la vacuna oral (Dukoral, de Países Bajos, y Shanchol, de India) con intervalos de dos o tres semanas en los distritos de Boffa y Forecariah, con 163.000 y 46.000 habitantes cada uno.

Desde el 2010, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda utilizar la vacuna contra el cólera durante un brote, pero "las dudas sobre la viabilidad, la oportunidad y la aceptación (...) y el temor de distraer recursos de otras intervenciones preventivas desalentaron su uso durante las epidemias", escribe el equipo en PLoS Medicine.

Pero, en este caso, toda la campaña, desde la planificación hasta la inmunización, se realizó en seis semanas, mucho antes del pico de la epidemia. Para los autores, la experiencia muestra la viabilidad de un programa de vacunación masiva con dos dosis en poco tiempo y en zonas remotas. Tuvieron que viajar en bote para llegar a algunos sitios y pudieron vacunar a unas 1.800 personas en un solo día.

Cada dosis cuesta 2,89 dólares (1,85 dólares la vacuna más la logística). Se utilizaron sensores de viales de vacunas para monitorear la estabilidad y la cadena de frío.

La campaña cubrió un 76 por ciento de la población con la segunda dosis y un 90 por ciento con la primera dosis. Los casos de cólera en los distritos cubiertos eran varias veces menos que en el resto de Guinea. Luego de la vacunación, se informaron un máximo de 20 casos nuevos por semana en Forecariah y 10 en Boffa, versus los 160 casos semanales en promedio en el resto de Guinea durante el pico de la epidemia.

Pero "los resultados finales de la campaña se conocerán recién cuando finalicen los estudios en curso sobre la efectividad y el impacto de la inmunización masiva", publica el equipo.

Las vacunas de dosis única y la disminución de los requisitos de cadena de frío reducirían los costos, pero aún hay que estudiarlo.

FUENTE: Por C. Vidya Shankar. PLoS Medicine, 2013.Traducido del inglés: jueves, 19 de septiembre, 2013
Publicar un comentario