Translate

lunes, 30 de septiembre de 2013

-PASTILLA- El ibuprofeno alivia la depresión de los pacientes con artritis

NUEVA YORK (Reuters Health) - Los analgésicos comunes también aliviarían levemente los síntomas de depresión en las personas con una enfermedad dolorosa de los cartílagos, según sugiere un estudio.

La depresión es dos veces más común en las personas con osteoartritis, que aparece con el desgaste de los cartílagos de las manos, la espalda baja, las rodillas y otras articulaciones.

Los CDC estiman que afecta a 27 millones de estadounidenses, que suelen tomar antiinflamatorios no esteroides (AINE), como ibuprofeno o naproxeno, para reducir el dolor.

"Este estudio sugiere que los antiinflamatorios reducirían la carga de la depresión", dijo el autor principal, doctor Michael E. Farkouh, de la Facultad de Medicina de Mount Sinai, Nueva York.

Su equipo reunió los datos de cinco estudios previos sobre AINE de venta libre y Celebrex, un AINE de venta con receta que produce Pfizer. En cada estudio, los pacientes con osteoartritis utilizaron uno de esos fármacos o un placebo durante seis semanas.

En los estudios, en los que se utilizaron distintas herramientas para evaluar la depresión, participaron casi 1500 personas que no tomaban antidepresivos.

Todos los participantes tendieron a describir un alivio de los síntomas depresivos al final de los estudios, según publican los autores en The American Journal of Medicine.

Pero la depresión, medida según una escala de cero a 27, se redujo 0,3 puntos más en los usuarios de AINE de venta libre y 0,6 puntos más en los usuarios de Celebrex que en los usuarios de placebo.

Los pacientes con artritis habían ingresado a los estudios con un promedio de tres puntos en las escalas de evaluación, mucho menos que el umbral de 10 que se utiliza para diagnosticar la depresión.

"La relación entre los síntomas depresivos y el dolor crónico es compleja e importante", dijo David A. Walsh, director del Centro del Dolor de Arthritis Research UK, Nottingham, Reino Unido.

Comentó que es difícil descifrar por completo el efecto del dolor o el estado anímico, aunque el equipo trató de hacerlo. De modo que propuso que el efecto aparente de los AINE en la depresión podría atribuirse sólo a una disminución del dolor de la osteoartritis.

Consideró que el estudio proporciona algunas pruebas de que por lo menos un tipo de analgésicos reduciría la depresión en las personas con osteoartritis y que, además, "plantea una pregunta interesante: si los AINE tienen un efecto directo en el ánimo, independiente de la acción analgésica".

Pero, con estos resultados, a las personas deprimidas que padecen osteoatritis aún no se les debería indicar AINE selectivamente para aliviar la depresión. Los autores señalaron que los médicos deberían cumplir las guías disponibles cuando recomiendan o recetan AINE para tratar el dolor de la artritis.

FUENTE: The American Journal of Medicine, online 30 de agosto del 2013.
Publicar un comentario