Translate

viernes, 20 de septiembre de 2013

-CEPILLO- Apretar los dientes no es bueno. ¿Cómo evitarlo?

Ya es normal que llega a consulta el paciente que sin darse cuenta aprieta los dientes. 

Al ser consultado, nos dice: "es algo que hago con normalidad". Este mal hábito lectores no es normal. Esta causa puede generar muchas consecuencias a corto y largo plazo.

Este apretamiento de los dientes es una patología llamada "Bruxismo" que se puede dar en dos momento diurno y nocturno o en ambos tiempos.

Un concepto sencillo a esta patología, bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar las estructuras dentales sin propósitos funcionales.

Es una de las enfermedades más comunes junto a la enfermedad periodontal y la caries en la odontología, por eso debe ser tomada en cuenta. Las causas son las siguientes:
  • El nivel de estrés que la persona experimente
  • Cuánto tiempo y qué tan fuerte aprieta y rechina sus dientes
  • Si los dientes están desalineados
  • Su postura
  • Su capacidad de relajarse
  • Su dieta
  • Sus hábitos al dormir
Algunos signos y síntomas que puede tener este trastorno.

  • Dolor de oido.
  • Molestias en los músculos de cara y cuello.
  • Dolor de cabeza.
  • Molestias a nivel de la articulación temporo-mandibular.
  • Desgaste dentario que conlleva a sensibilidad dental.
  • Conlleva a la movilidad dentaria y posterior a perdida de un diente sano, entre otros.
Al ver que tienes algunos de estos Signos o síntomas debes asistir a la consulta dental. El tratamiento ideal es Férulas de descanso, son para evitar el reflejo involuntario de apretar los dientes, ayuda a que la cavidad oral este en armonía disminuyendo todas esas molestias, evitar comer alimentos duros, masajear los músculos, aplicar mantas de agua tibia o fría en las noches entre otras. 


Lo ideal es visitar a tu odontología de confianza que te ayude a afrontar este trastorno que gracias a la odontología tiene solución bajo tratamiento.

Articulo Original Salud en Concreto
Od. David Sabino Giadressi
davidsabino@gmail.com



Publicar un comentario