Translate

martes, 20 de agosto de 2013

-PASTILLA- Asocian el uso de aspirina con aparición de tumores de colon y pulmón menos agresivos.

NUEVA YORK (Reuters Health) - En un nuevo estudio, los pacientes con cáncer pulmonar que habitualmente tomaban aspirina en dosis baja antes del diagnóstico tendieron a desarrollar tumores no tan agresivos.
Los científicos ya sabían que el uso de aspirina está asociado con una reducción de riesgo de morir en pacientes con cáncer de colon, según recordó el autor principal Yudi Pawitan.
"Obtuvimos evidencia de que el beneficio se aplica también al cáncer pulmonar, con efectos protectores en el corto y largo plazo", dijo Pawitan, del Departamento de Epidemiología Médica y Bioestadística del Instituto Carolino de Estocolmo, Suecia.
Aun así, los resultados no significan que hay que empezar a tomar aspirina para prevenir el cáncer avanzado.



El equipo de Pawitan analizó datos de los registros de recetas farmacológicas y cáncer de Suecia con información de unos 80.000 pacientes con cáncer colorrectal, pulmonar, prostático o mamario.
Una de cada cuatro personas con cánceres colorrectales, pulmonares o prostático había tomado una aspirina de manera regular antes del diagnóstico (generalmente, 75 mg/día), comparado con una de cada siete personas con cáncer de mama.
El equipo observó que la cantidad de pacientes con cáncer de colon, pulmón y mama que habían tomado aspirina y desarrollaron metástasis era entre un 20 y 40 por ciento menor que la cantidad de los pacientes en la misma situación, pero que no habían tomado aspirina.
Por ejemplo: el 19 por ciento de los usuarios de aspirina con cáncer de colon tenía metástasis, comparado con el 25 por ciento de los pacientes que no habían tomado aspirina.
Los tumores eran más pequeños y no tan agresivos en los usuarios de aspirina con cáncer de colon y pulmón, pero no en aquellos con tumores de mama y próstata, según publica el equipo en British Journal of Cancer.
"El hecho de que no hallaran un resultado similar con el cáncer de mama y próstata no excluye la posibilidad de que la aspirina actúe en alguna otra etapa del proceso del cáncer en esos casos", dijo la doctora Michelle Holmes, especialista en factores de riesgo del cáncer del Hospital de Brigham y las Mujeres y de la Facultad de Medicina de Harvard, Boston.
"Este estudio confirma lo que ya sabíamos: el uso de la aspirina está asociada con una disminución del riesgo y una mayor supervivencia", opinó el doctor Gerrit-Jan Liefers, cirujano oncológico del Centro Médico de Leiden University, Países Bajos.
Consideró interesante que el estudio identificara una relación entre el consumo de aspirina y la aparición de tumores más pequeños, pero no con el alcance de la enfermedad a los nódulos linfáticos, que es un indicador de la agresividad de un tumor. Dijo que ése es un hallazgo que generará más debates sobre cómo actúa la aspirina.
FUENTE: British Journal of Cancer, online 25 de julio del 2013. MedlinePlus.
Publicar un comentario