Translate

viernes, 21 de agosto de 2009

-PASTILLA- La esperanza de vida en EE.UU. aumenta de nuevo, más que nunca. Interesante.

La esperanza de vida en EE.UU. aumenta de nuevo, más que nunca

Un informe del gobierno también muestra que la mortalidad está en su punto más bajo


Traducido del inglés: jueves, 20 de agosto, 2009

MIÉRCOLES, 19 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- La esperanza de vida de los Estados Unidos casi ha llegado a 78 años, un récord de duración, afirmaron las autoridades federales de salud el miércoles.

No sólo ha aumentado la esperanza de vida, sino que el índice de mortalidad se redujo al punto más bajo registrado, con 760.3 muertes por cada 100,000 personas, según un informe reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.


"Es difícil decir con certeza por qué continúa esta tendencia", apuntó el autor del informe Robert N. Anderson, jefe de la Rama de estadísticas de mortalidad del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC. "Estamos progresando en la atención médica y la prevención. Muchos factores podrían tener algo que ver", anotó.

"Si se observan los grupos demográficos, estamos mejorando en todos", aseguró Anderson. "La esperanza de vida ha aumentado durante los últimos 50 años o algo así, y el índice de mortalidad también se ha estado reduciendo de forma constante".

Anderson anotó que la esperanza de vida de EE. UU. sigue siendo más baja que la de muchos otros países industrializados, como Canadá y Japón.

El informe se basa en datos sobre casi el 90 por ciento de los certificados de defunción de EE. UU.

Según el informe, la esperanza de vida aumentó a 77.9 años en 2007, frente a 77.7 años en 2006. Desde 1997, la esperanza de vida ha aumentado 1.4 años.

Otros hallazgos del informe:

La esperanza de vida dura ahora más que nunca tanto para hombres como para mujeres (75.3 y 80.4 años, respectivamente).

La brecha en la esperanza de vida entre hombres y mujeres se ha reducido desde su punto álgido de 7.8 años en 1979, a 5.1 años en 2007, la misma cifra que en 2006.
La esperanza de vida de los hombres negros alcanzó 70 años por primera vez.

El índice de mortalidad se redujo por octavo año consecutivo a un nuevo punto mínimo de 760.3 muertes por 100,000 personas. Eso es 2.1 por ciento menos que el índice de 2006, de 776.5. El índice de mortalidad de 2007 es la mitad que hace 60 años (1,532 por 100,000 en 1947).


En 2007, el número de personas que murieron en Estados Unidos fue 2,423,995. Es una reducción de 2,269 respecto a 2006.
La enfermedad cardiaca y el cáncer representaron casi la mitad (48.5 por ciento) de todas las muertes en 2007.

De 2006 a 2007, se redujo el número de muertes por ocho de las principales quince causas. Hubo menos muertes debidas a influenza/neumonía, homicidio, accidentes, enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular, diabetes, presión arterial alta y cáncer.
Sin embargo, las muertes por la cuarta causa principal de mortalidad, las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores, aumentaron en 1.7 por ciento. Los índices de mortalidad también aumentaron para la enfermedad de Parkinson, la enfermedad crónica del hígado y la cirrosis, y el Alzheimer.

En 2007, hubo 11,061 muertes debido a VIH/SIDA, y una reducción de diez por ciento frente a 2006, la mayor reducción en un solo año desde 1998. El VIH sigue siendo la sexta causa de muerte entre los que tienen de 25 a 44 años.

El índice de mortalidad para los bebés fue de 6.77 por 1,000 nacimientos vivos en 2007, un aumento de 1.2 por ciento respecto a 2006, pero el aumento no resultó estadísticamente significativo, anotaron los investigadores. La principal causa de mortalidad infantil fue defectos congénitos, seguida por problemas relacionados con el nacimiento antes de término y un bajo peso al nacer. El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) fue la tercera causa de muerte infantil.

El Dr. David L. Katz, director del Centro de investigación sobre la prevención de la Facultad de medicina de la Universidad de Harvard, dijo que le preocupa menos el aumento en la esperanza de vida, y que la manera en que la gente vive más tiempo le inquieta más.

"Ciertamente a nadie le gustará escuchar esto, y preferiría no decirlo, y simplemente mostrarme agradecido en respuesta a estos convincentes datos de que la esperanza de vida ha alcanzado un punto alto histórico en EE. UU.", aseguró Katz. "Pero temo que este vaso esté medio vacío. Tengo que saber por qué y cómo estamos viviendo más".

Los índices de obesidad, diabetes y enfermedades crónicas están en su punto histórico álgido en los EE. UU., advirtió Katz.

"Sospecho que vivimos más no debido a mejoras en la salud, sino gracias a la capacidad de la medicina de alta tecnología y altos costos de evitar la muerte a pesar de la creciente carga de enfermedad crónica", apuntó. "Eso significa que tal vez estamos añadiendo años a la vida al mismo tiempo que reducimos la vida y la vitalidad de esos años, un intercambio muy dudoso".

La medicina moderna podría ayudar a los humanos a vivir vidas relativamente largas, señaló Katz. "Pero para prosperar, necesitamos hacer un mayor esfuerzo por cultivar la salud en sus orígenes. Vivir bien conlleva mucho más que evitar la muerte".


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Robert N. Anderson, Ph.D., chief, Mortality Statistics Branch, Division of Vital Statistics, National Center for Health Statistics, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; David L. Katz, M.D., M.P.H., director, Prevention Research Center, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; Aug. 19, 2009, Deaths: Preliminary Data

HealthDay
Publicar un comentario