Translate

domingo, 20 de abril de 2008

La marihuana es mala para las encías

Excelente articulo!

Un estudio encuentra que su uso habitual aumenta el riesgo de enfermedad periodontal

MARTES 5 de febrero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Las personas que fuman marihuana podrían enfrentarse a muchas de las mismas consecuencias de salud a las que se enfrentan los usuarios de tabaco, como un aumento en el riesgo de enfermedad cardiaca, pero hasta ahora no se sabía que la marihuana también podría destruir el tejido de las encías.

En la edición del 6 de febrero de la revista Journal of the American Medical Association, los investigadores informaron que las personas que usan mucha marihuana tienen el triple de riesgo de desarrollar enfermedad de las encías grave, en comparación con las que no han fumado marihuana.

"Encontramos en nuestro estudio que los fumadores [de marihuana] a largo plazo que la usan mucho tenían un mayor riesgo de enfermedad de las encías para cuando llegaban al comienzo de la treintena", afirmó el autor líder del estudio, W. Murran Thomson, profesor de epidemiología dental y salud pública del Instituto de investigación Sir John Walsh de la Escuela de odontología de Dunedin, Nueva Zelanda.

"Las encías de las cavidades orales de las personas antes de los 35 parecen ser un marcador bastante sensible para los estilos de vida adversos", señaló Philipe Hujoel, profesor del Departamento de ciencias de la salud dental de la Facultad de odontología de la Universidad de Washington. Hujoel escribió un editorial acompañante en la misma edición de la revista.

La marihuana es la droga ilícita más ampliamente usada en los Estados Unidos, según el National Institute on Drug Abuse (NIDA). Se fuma como el tabaco y tiene muchos efectos similares perjudiciales para la salud. La marihuana ha sido relacionado con aumentos en el riesgo de enfermedad cardiaca, cánceres de cabeza y cuello, problemas en los pulmones e infecciones. Según el NIDA, la marihuana también se ha relacionado con problemas en la conducta social.

Para el estudio, Thomson y sus colegas usaron datos de un grupo de 900 neozelandeses que habían sido seguidos desde su nacimiento hasta su treintena. Los miembros del grupo habían sido evaluados once veces distintas desde que tenían tres años de edad. Los investigadores comenzaron a preguntar sobre el uso de marihuana a los 18, y luego otra vez a los 21, 26 y 32. Según el estudio, a las edades de 26 y 32 se llevaron a cabo exámenes dentales.

Thomson reconoció que a veces es difícil lograr que la gente informe sobre el uso de drogas ilícitas con precisión. Pero tiene confianza en que en este caso se informó sobre el uso de marihuana con honestidad, porque este grupo ha estado participando en este estudio durante tanto tiempo y sabe que las respuestas serán confidenciales.

Los investigadores identificaron tres grupos de "exposición" a la marihuana, sin exposición el 32.3 por ciento, con cierta exposición el 47.4 por ciento y con alta exposición el 20.2 por ciento.

Tras ajustar los datos para tomar en cuenta el uso de tabaco, el sexo y la falta de atención dental, los investigadores encontraron que los que se hallaban en el grupo de uso alto tenían un aumento en el riesgo de enfermedad periodontal de 60 por ciento, un riesgo 3.1 veces más elevado de sufrir de enfermedad de las encías más avanzada, y un riesgo 2.2 veces más elevado de perder un diente debido a enfermedad de las encías, en comparación con aquellos que no usaban marihuana.

"Consideramos que es igual que con el humo del tabaco, es decir, que el efecto no ocurre directamente en las encías cuando se inhala el humo. En cambio, funciona a través de toxinas que se absorben en el torrente sanguíneo por los pulmones y luego afectan la capacidad del organismo para curarse después de ataques de inflamación destructiva en las encías", explicó Thomson.

El mensaje final, afirmó, es "no fumar, ya sea cannabis o tabaco. No es algo racional y tiene efectos de largo alcance sobre la salud".

Si le preocupa la salud de las encías, Hujoel sugirió evitar los factores de riesgo, como fumar, y preguntar al dentista o periodoncista qué medidas adicionales puede tomar para protegerlas. Si sufre de inicios de enfermedad de las encías, dijo que por lo general se recomienda atención de mantenimiento periodontal regular, pero que podría haber otros tratamientos, según la salud periodontal individual.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
HealthDay
Publicar un comentario