Translate

lunes, 11 de febrero de 2008

La herencia puede influir en la muerte por gripe...


Titulo Original: La herencia es un factor que influye en la mortalidad por gripe

Traducido del inglés: viernes, 8 de febrero, 2008

NUEVA YORK (Reuters Health) - Las personas heredarían una predisposición genética a morir por la infección del virus de la influenza, confirmó un análisis de los registros genealógicos relacionados con los certificados de defunciones emitidos en una zona de Estados Unidos durante 100 años.

"Nunca antes se había intentado estudiar la influencia de la herencia en la aparición de una infección grave por el virus de la influenza (por ejemplo, si causaría la muerte)", escribió el equipo dirigido por el doctor Frederick S. Albright, de la Facultad de Farmacia de la University of Utah, en Journal of Infectious Diseases.

A través del análisis de una base de datos de Utah, el equipo estimó el riesgo relativo de muerte por gripe para los familiares de 4.855 personas que habían muerto por influenza en los últimos 100 años.

El equipo halló que tanto los familiares cercanos como lejanos de esos individuos tenían riesgo significativamente alto de morir también por influenza, "lo que coincide con una mezcla de exposición y genética".

Todos los familiares "de primer grado" (padres y hermanos) de las personas que habían muerto por influenza tenían un 54 por ciento más de riesgo de morir por la misma causa. El riesgo era un 74 por ciento más alto en los hermanos, un 37 por ciento mayor en los padres y un 59 por ciento más alto en los hijos.

El riesgo de morir por influenza en los familiares de segundo grado aumentaba un 22 por ciento, mientras que en los de tercer grado, crecía un 16 por ciento.

Esta predisposición genética sería independiente de la cepa de la influenza y de la edad de la persona al morir.

Estos resultados, sostuvieron los autores, respaldan la necesidad de estudiar a las personas y las familias en riesgo para detectar los genes involucrados.

"Identificar a esos genes ayudaría a desarrollar nuevos tratamiento y estrategias de prevención durante las epidemias", confirmó a Reuters Health la doctora Lisa Cannon-Albright, quien participó en el estudio.

FUENTE: Journal of Infectious Diseases, 1 de enero del 2008

Publicar un comentario