Translate

lunes, 22 de octubre de 2007

-PASTILLA-Contaminación por dioxinas produce nacimiento de más bebés niñas ¿Que tal?

Por Jonathan Spicer

TORONTO (Reuters) - En algunas comunidades de Canadá están naciendo más niñas que niños, ya que la presencia en el aire de contaminantes llamados dioxinas puede alterar las proporciones normales de género, aún si la fuente de polución se halla a muchos kilómetros, informaron investigadores.

La exposición a las dioxinas ha demostrado conducir tanto a mayores tasas de cáncer como al nacimiento de más bebés de sexo femenino.

Expertos del Centro IntrAmericas para el Medio Ambiente y la Salud dijeron que sus resultados, publicados este mes, confirman el fenómeno en Canadá.

El estudio también reveló riesgos para la salud incluso para quienes viven a 25 kilómetros de las fuentes de contaminación, una distancia mayor a la que se creía, expresaron los investigadores.

Normalmente, el 51 por ciento de los nacimientos son de niños y el 49 por ciento de niñas. Pero en las ciudades canadienses y en los pueblos en los que los padres están expuestos a contaminantes, la proporción se revirtió, ya que nacen 46 varones por cada 54 bebés mujeres.

Las fuentes de polución son las refinerías de petróleo, las pasteras y las fundidoras de metal, según indicó el estudio.

"Si se encuentra la tasa de género invertida, y se quiere saber qué lo provoca, hay que observar las fuentes de dioxina", dijo James Argo, geógrafo médico que encabezó la investigación, publicada en una revista de la Sociedad Estadounidense de Química.

"En cada una de las ciudades en las que se encuentran esas industrias (...) había una mayor probabilidad de nacimientos femeninos que masculinos", agregó Argo durante una entrevista telefónica.

A partir de los datos de nacimientos y un inventario de las fuentes de contaminación en Canadá, el estudio concluyó que la exposición temprana a las dioxinas, aún a 25 kilómetros de su origen, aumentó el riesgo de sufrir cáncer más adelante en un grupo de 20.000 personas encuestadas en la década de 1990.

Estudios previos relacionaron las dioxinas con el cáncer y con el desequilibrio de género, pero centrándose en distancias menores, generalmente 5 kilómetros alrededor de la fuente de polución, explicó Argo.

Las dioxinas son químicos tóxicos que se hallan en cantidades muy pequeñas en el aire, el agua, el suelo y algunos alimentos.

La quema a gran escala de desechos municipales o sanitarios es la principal fuente de dioxinas en Canadá, pero también se generan por la incineración de combustible y madera, la generación de energía y la producción de hierro y acero.

Dado que se registraron más nacimientos femeninos en las 90 comunidades estudiadas, también se observaron más casos de cáncer de pecho, útero y ovario que otros tipos de tumores, concluyó Argo.


Reuters Health
Publicar un comentario