Translate

jueves, 6 de septiembre de 2007

-PASTILLA- Medicinas falsas proliferan en el ciberespacio

Traducido del inglés: miércoles, 5 de septiembre, 2007

VIENA (Reuters) - El personaje de Harry Lime, que diluía penicilina en la Viena de la posguerra en la película de 1949 "El tercer hombre" era un pionero: hoy el negocio de las medicinas falsas se ha vuelto mundial, impulsado por un "canal perfecto" que es internet, según un organismo de la ONU.

En muchos países, el abuso y el tráfico de las medicinas con prescripción, incluyendo estimulantes y calmantes, iguala o excede el uso de heroína, cocaína, anfetaminas y opiáceos manufacturados ilegalmente, según la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE).

En Estados Unidos está por detrás sólo del cannabis.

La demanda masiva de estos medicamentos, junto con la de medicinas "glamorosas" como el Viagra de Pfizer, ha provocado una explosión en el número de falsificaciones, algunas veces con consecuencias mortales.

"La sofisticación de los falsificadores desde luego ha aumentado enormemente", dijo a Reuters Gisela Wieser Herbeck, responsable de control de drogas en la JIFE. "Es un mercado en el que puedes hacer mucho dinero", agregó.

El costo en vidas puede ser devastador. Entre las víctimas se incluyen mujeres en Argentina que murieron después de tomar un tratamiento falso para la anemia, muertes en Camboya por medicamentos falsificados para la malaria y niños en Haití e India muertos a causa de un paracetamol hecho con anticongelante.

En muchos países africanos y partes de Asia y América Latina más del 30 por ciento de las medicinas a la venta podrían ser falsas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La mayoría de los países industrializados tienen una tasa de medicamentos falsificados de menos del 1 por ciento, aunque últimamente el incremento de algunos remedios falsos para el colesterol, la esquizofrenia y el cáncer en Europa han hecho crecer las preocupaciones de que los criminales estén extendiendo su red.

La JIFE, que tratará el problema en su próxima sesión en noviembre, ha pedido a los gobiernos que hagan más para reforzar la legislación existente. Pero hacer frente al comercio ilegal es difícil.

"Internet es un canal perfecto porque no hay mecanismos de control nacional, no hay control de calidad y no hay nadie que te vaya a preguntar dónde obtuviste los productos", declaró Wieser-Herbeck.

Reuters Health
Publicar un comentario