Translate

martes, 18 de septiembre de 2007

-PASTILLA- El peso en la adolescencia afectaría la fertilidad futura

NUEVA YORK (Reuters Health) - Los adolescentes con peso por debajo de lo normal y los que padecen obesidad son propensos a tener menos hijos en la edad adulta, demostró un estudio.

La obesidad y el peso corporal anormalmente bajo están relacionados con problemas reproductivos y la obesidad también aumenta el riesgo de sufrir una gran cantidad de complicaciones en el embarazo.

No obstante, aún se desconocía si los adolescentes de muy bajo peso y los obesos tienen, en la adultez, menos hijos que los jóvenes con peso normal.

Para el nuevo estudio, los autores usaron datos de casi 1.300 hombres y mujeres de Finlandia que participaron en una investigación mayor de seguimiento de su salud desde 1980.

Todos los participantes tenían entre 3 y 18 años al inicio del estudio y a todos se les midió el índice de masa corporal (IMC) en la adolescencia.

Los investigadores publicaron los resultados en la revista médica Epidemiology.

En general, los adultos que habían tenido muy bajo peso en la adolescencia tenían entre un 10 y un 16 por ciento menos de hijos que aquellos con un IMC adolescente normal.

Los hombres y las mujeres que habían sido obesos en la adolescencia tenían un 32 a un 38 por ciento menos de hijos.

"Sabemos mucho sobre (la) relación entre el IMC y la fertilidad adulta", dijo a Reuters Health la coautora del estudio, la doctora Liisa Keltikangas-Jarvinen, de la Universidad de Helsinki.

En el estudio, explicó la investigadora, hubo un efecto a largo plazo del IMC adolescente, independiente del IMC adulto. Esto se observó especialmente en las jóvenes.

En las mujeres, un IMC anormalmente bajo puede alterar el ciclo menstrual, mientras que la obesidad puede dañar la fertilidad; por ejemplo, favorece la aparición del síndrome de ovario poliquístico, una causa de infertilidad.

El peso también puede afectar la salud reproductiva de un hombre. Tanto la obesidad como el bajo IMC estuvieron relacionados con una baja calidad del semen, mientras que la obesidad puede además aumentar el riesgo de disfunción eréctil.

En este estudio, los adolescentes obesos y con muy bajo peso eran también menos propensos que el resto con peso normal a vivir con una pareja en la adultez, una diferencia que explicó en parte por qué tenían menos hijos.

Dado el aumento de las tasas de obesidad en el mundo, destacaron los autores, los nuevos resultados sugieren que esto tendría efectos sobre la salud reproductiva en la edad adulta.

Los resultados, dijo Keltikangas-Jarvinen, "destacan" los potenciales efectos a largo plazo de la obesidad a temprana edad, lo que ofrece un motivo más para prevenir el aumento de peso excesivo en la niñez.

FUENTE: Epidemiology, septiembre del 2007


Reuters Health
Publicar un comentario