Translate

jueves, 23 de agosto de 2007

-PASTILLA- Cuando el colesterol 'bueno' se vuelve malo

MIÉRCOLES 22 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Parece que el HDL, el colesterol "bueno" que supuestamente protege contra la enfermedad cardiovascular, podría tener un lado nocivo.

Una investigación reciente sugiere que el HDL de algunas personas es más protector para sus corazones que el de otras y que ciertas proteínas del HDL pueden exacerbar el daño vascular, sobre todo en pacientes de enfermedad cardiaca.

Pero también hay una buena noticia, pues los científicos descubrieron una nueva manera en que el HDL mejora la salud cardiovascular.

Se planeaba dar a conocer los hallazgos el miércoles en la reunión anual de la American Chemical Society, en Boston.

Hasta ahora, el tema del colesterol ha sido relativamente simple, el colesterol "malo" de lipoproteína de baja densidad (LDL) forma placas que con el tiempo obstruyen las arterias, y el colesterol "bueno" de lipoproteína de alta densidad (HDL) que para elimina esos depósitos, explicó el Dr. Jay Heinecke, profesor de medicina en la Universidad de Washington en Seattle.

"Pero en los últimos años ha aumentado la evidencia de que el HDL hace otras cosas", apuntó. "En particular, podría estar inhibiendo la inflamación".

La inflamación es el principal villano del nuevo cuadro. Las arterias no sólo se obstruyen debido al crecimiento gradual de la placa. También llega un momento en que la placa se rompe y hace que se forme un coágulo y obstruya el flujo sanguíneo, apuntó Heinecke. Las proteínas llamadas proteasas tienen mucho que ver con esas rupturas.

"Lo que encontramos en el HDL es una serie completa de proteínas que inhiben las proteasas", dijo Heinecke al describir lo que llamó el análisis más detallado de la composición proteínica del HDL a la fecha. "Entonces, parte del efecto protector [del HDL] es prevenir la ruptura".

El análisis de Seattle también encontró muchas proteínas del HDL no reconocidas anteriormente, entre éstas 22 que tienen que ver con el metabolismo del colesterol.

Un hallazgo de particular significación es que la composición proteica del HDL puede ser distinta entre quienes tienen enfermedad cardiaca y quienes no, lo que quiere decir que algunas de las proteínas supuestamente "buenas" del HDL son en realidad malas.

"Con el colesterol LDL es sencillo, mientras más bajo, mejor", apuntó Heinecke. "Con el HDL es mucho más complicado. La composición proteica de las personas que tienen o no enfermedad cardiaca es distinta".

Así que medir los niveles de colesterol LDL y HDL no es tan pronosticador del riesgo cardiaco como se había supuesto, enfatizó Heinecke. "La composición proteica [del colesterol HDL] podría ser un mejor indicador de si alguien está en riesgo", añadió.

Los estudios con animales han encontrado colesterol HDL "disfuncional", que funciona contra la salud coronaria, apuntó Heinecke. "Se propone que lo mismo sucede en los humanos", anotó.

El hallazgo de proteínas disfuncionales de HDL explica por qué un destacado laboratorio farmacéutico suspendió el trabajo en un medicamento que aumentaba en HDL cuando se encontró que en realidad aumentaba las muertes y problemas cardiacos en un ensayo con seres humanos.

Heinecke señaló que una mejor comprensión de los componentes proteicos del HDL podría llevar a pruebas más precisas de la enfermedad cardiaca. "La mayoría de las personas que tienen ataques cardiacos tienen niveles normales de HDL, por lo que la composición del HDL nos podría decir quién es vulnerable", apuntó.

La terapia cardiaca futura podría incluir estatinas para disminuir el LDL y nuevos medicamentos dirigidos a los componentes nocivos del colesterol HDL, concluyó Heinecke.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
HealthDay

Publicar un comentario