Translate

martes, 12 de junio de 2007

-PASTILLA- Las farmacias se conectan con las comunidades


Excelente articulo del Nacional

Pedro se llevó una gran sorpresa en abril. "Estaba en mi habitación, en el Hospital J.M.de los Ríos y llegó un hombre.


Al principio no lo reconocí, pero en unos segundos me di cuenta de que se trataba de Marcos Tobías, miembro del Proyecto Cumbre". El sueño de este joven de 16 años de edad, oriundo de Calabozo y que fue diagnosticado con un tumor neuroespodérmico primitivo hace unos meses, era conocer al grupo de escaladores por su "fortaleza física y espiritual y por el empeño que le pone a todo lo que hace".

El deseo de Pedro es uno de los 300 que ha cumplido Fundailusión, principal proyecto de responsabilidad social empresarial que ejecuta la farmacia Locatel. "Nuestro único propósito es hacer realidad el sueño de los niños y jóvenes de edades comprendidas entre los 4 y 16 años de edad que sufran una enfermedad", comenta Martha Plaza, miembro de la junta directiva de la organización que funciona desde 2003.

Comenta que quienes trabajan para Locatel están involucrados de alguna forma con esta labor: "Desde el presidente, los franquiciados, y el chofer de nuestro autobús.

Ellos no están en la obligación, pero siempre nos remiten casos de todo el país", explica Plaza.

Al llegar al Hospital J.M. de los Ríos, al Universitario o al Central de Maracay, los potenciales beneficiados deben marcar una de las cuatro opciones que se ofrece en la planilla de Fundailusión: Yo quiero ser, Yo quiero estar, Yo quiero conocer a o Yo quiero ir. Al reverso, dibujan cómo se ven en la ejecución del sueño.

"Nos llegan niños que quieren conocer a Viviana Gibelli, Andrés Galárraga y Johan Santana. Los hemos llevado a los conciertos de RBD, Ricky Martin y Olga Tañón. Algunas niñas nos piden pelucas rubias, conocer el Ávila o restaurantes. Hace poco vino una joven que sufrió de cáncer y su sueño era tener senos.

La fundación le costeó la operación de implantes de mamas; meses después, murió", señala Plaza.

Además, Fundailusión recuperó las salas de quimioterapia del J.M. de los Ríos, ahora conocidas como el Rincón de la Esperanza en las que los niños pasan entre 4 y 6 horas en la aplicación de sus tratamientos: se acondicionó con 15 sillas reclinables y un televisor gigante pantalla plana con servicio de cable. La misma actividad la ejecutaron en el Hospital Universitario de Caracas. Además, se creó el área de Oncología Pediátrica del Hospital Central de Maracay. Para todos estos proyectos, la fundación cuenta con un fondo de aproximadamente 12 millones de bolívares mensuales.


Política responsable.
La Farmacia Saas, perteneciente a la Organización Belloso, adoptó el modelo de franquicia desde 1999; y fue cuando sus directivos observaron que los afiliados ejecutaban actividades sociales en las comunidades aledañas a sus establecimientos. Por ello, decidieron conformar una gerencia en la cual se pudieran planificar estrategias orquestadas para canalizar la vocación de los dueños de las franquicias.

Así, desde 2000 la cadena inició el programa Buen Vecino. "Es política de la empresa que cada nuevo socio afilie, al menos una escuela de bajos recursos y cercana al nuevo establecimiento", comenta la gerente del departamento, Nakarith Galicia. A través del programa las farmacias garantizan la dotación y reposición de un botiquín de primeros auxilios en esos centros de estudios y, hasta la fecha, se han beneficiado 155.000 estudiantes ubicados en 150 escuelas en 50 ciudades del territorio nacional.

Hay más. En 2005 Farmacia Saas –en alianza con la Fundación Bengoa– arrancó un segundo proyecto: campañas televisivas orientadas al fortalecimiento de los temas de alimentación infantil. "Elaboramos la pieza llamada `La nutrición es a tres colores’ con el objetivo de que la opinión pública identificara los tres grupos de alimentos con los colores amarillo, azul y verde", comenta Galicia y añade que también se entregó más de un millón de dípticos explicativos en 53 instituciones.

En la segunda pieza, "El desayuno hace la diferencia", lanzada en 2006 –y también proyectada en las salas de cines gracias a una alianza con la cadena Cinex–, se destacaba la importancia de la primera del día y cómo afecta en el rendimiento escolar. Y, dado el éxito de éstas, en 2007 se realizarán dos más: "La primera de ellas, que ya está al aire, se llama Dos no son su ficientes y habla sobre la relevancia de realizar las tres comidas de forma balanceadas y complementarlas con actividad deportiva. La otra, que circulará en el segundo semestre del año, será la gran conclusión de las anteriores", explica Galicia.


Para la comunidad
. Para nadie es secreto la crisis que vivió la cadena de tiendas Farmahorro y una de las soluciones fue la adopción del modelo de franquicia. Por ello no hay un departamento de Responsabilidad Social Empresarial estructurado, lo cual no ha impedido que se realicen algunos proyectos, tal como lo explica el gerente general de la cadena, Ramón Estévez.

"Nuestra filosofía se orienta hacia la cobertura de los servicios de salud de personas de la tercera edad y niños de bajos recursos".

Hay varias líneas de acción.

Una de las más importantes son las jornadas especiales de salud que se realizan mensualmente en las zonas populares: se instalan puestos de servicio para las comunidades aledañas a los 82 establecimientos distribuidos en Valencia, Puerto Ordaz, Ciudad Bolívar, San Antonio de los Altos y Guarenas, y otros.

Para estas actividades, cuentan con un presupuesto que supera los 45 millones de bolívares en infraestructura y logística. "Ahí se atienden entre 500 y 800 personas; hemos realizado 12 jornadas y otras 6 en algunas instituciones como la Fundación del Niño, la planta Macagua en Puerto Ordaz y en la Fuerza Armada de Venezuela", explica Estévez.

Además, Farmahorro colabora con organizaciones no gubernamentales. Ejemplo de ello es la labor que realizan con la Fundación España.

"Ofrecemos servicio de salud especializado para los ciudadanos españoles de la tercera edad que estén residenciados en Venezuela y que no tengan recursos para cubrir gastos médicos", refiere Estévez.

Para ello, acondicionaron consultorios en su sede principal, tarea en la que ha invertido cerca de 250 millones de bolívares.

La franquicia también contribuye con la Fundación del Niño: "Establecimos de forma permanente un consultorio pediátrico en el que se atienden entre 8 y 12 niños diarios remitidos de los 38 establecimientos de la organización en todo el país". Para 2008 la empresa creará la Fundación Farmahorro, en la que instalarán cerca de 8 centros de salud permanente que presten servicios de pediatría y atención a las personas de la tercera edad.

Fecha publicada: 12/06/2007
Fuente: El Nacional
Publicar un comentario