Translate

jueves, 28 de junio de 2007

-CEPILLO- Contaminación Mercurial, vivir de los odontólogos.

Para tener una buena información de seguro muchos tienen claro la contaminación del mercurio, es algo a lo que estamos expuestos los odontólogos con facilidad gracias a la famosa "Amalgama" Aquí unos consejos para disminuir esa contaminación:

La amalgama dental es una mezcla de una aleación de varios metales (plata, estaño, cobre y zinc) con mercurio que es una sustancia altamente tóxica.

Para evitar efectos tóxicos damos las siguientes recomendaciones:

1.- Guarde el mercurio en recipientes irrompibles y de cierre hermético.
2.- Manipule el mercurio sobre superficies lisas con el objeto que se facilite su recuperación si se derramase.
3.- Limpie de inmediato el mercurio derramado y utilice succionadores de aire cuando se deposite en grietas o irregularidades del piso del consultorio.
4.- Utilice cápsulas de cierre hermético durante la amalgamación.
5.- No toque el mercurio ni la amalgama.
6.- Recupere todo mercurio o amalgama sobrante guárdelos en recipientes irrompibles que contengan agua o líquidos radiográficos de desecho.
7.- Trabaje en espacios bien ventilados.
8.- Preferiblemente trabaje con mascarilla o tapaboca.
9.- Evite colocar alfombra en el piso del consultorio.
10.- Evite calentar el mercurio o la amalgama.
11.- No utilice condensadores ultrasónicos.
12.- Sugiera evaluación de los vapores mercuriales dentro de los ambientes de consulta.

Fuente: Operatoria Dental. – Julio Barrancos.



Publicar un comentario