Translate

martes, 22 de mayo de 2007

-PASTILLA-Calculan que 150.000 personas portan el VIH en Zulia

Los cálculos de la Dirección de Salud del Zulia señalan que en el estado hay 15.500 personas infectadas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). Pero los estudios de la asociación civil Ama Vida indican que por cada persona contagiada visible existen otras 10 que se encuentran ocultas. La conclusión es inmediata: hay 150.500 afectados por el virus a partir del cual se desarrolla el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

Esteban Colina, director de Ama Vida, organización que se dedica a la defensa de los derechos humanos de los infectados, expresa que la cifra en el Zulia se incrementa cada año por la ausencia de políticas que permitan afrontar un problema de salud pública: "La situación se agrava por el fuerte flujo de personas que se movilizan por la frontera, y el grueso de la población indígena y campesina que habita en zonas apartadas, donde no existe educación ni información para prevenir nuevos focos de esta enfermedad".

Los reportes epidemiológicos indican que en abril pasado 63 personas fueron infectadas con el virus en Zulia.

Según los datos de Ama Vida, cada año son infectados 500 zulianos, muchos de los cuales desconocen su situación por el temor a realizarse los exámenes médicos correspondientes. Colina atribuye el subregistro a las deficiencias de los sistemas de registro.

Amenaza general. El activista añade que las cifras de 2007 demuestran que el sida no es una epidemia que castiga exclusivamente a homosexuales. La organización dispone de datos que confirman que las amas de casa, los bisexuales y los heterosexuales son los más afectados.

Miriam Sotolongo, inmunóloga del Ministerio de Salud, dijo que se calcula que los bisexuales constituyen 27,7% del universo de personas infectadas en la región. La médica es pionera en la atención de personas con la enfermedad.

Refiere que la ignorancia y la discriminación son las principales dificultades para atender la incidencia del sida en el país.

Colina es representante de Venezuela ante el grupo técnico de trabajo sobre el sida en las Naciones Unidas. Destaca que lo más preocupante es que no existe una estrategia gubernamental para lograr afrontar la epidemia. El Grupo de los 8 firmó un acuerdo para que la mayoría de las personas afectadas por este mal tenga la posibilidad de recibir el tratamiento antirretroviral a partir de 2010. Venezuela es una de las naciones que se comprometió a revertir el curso de la epidemia para 2015; sin embargo, ésta continúa creciendo.

La directora regional de Salud, Janine Perozo, señala que se mantienen alertas para evitar un crecimiento descontrolado del virus en la región, así como campañas educativas y de información. Indica que lamentablemente Maracaibo es la segunda ciudad con mayor número de seropositivos en el país (pacientes con el virus que no han desarrollado el síndrome). Hace un llamado a la población a realizarse cada cierto tiempo los exámenes de VIH para descartar la enfermedad o iniciar un tratamiento inmediato y evitar mayores contagios y la muerte.

Colina insta a las autoridades venezolanas a prepararse para la semana de acción global que se cumplirá en todos los países del mundo del 20 a 26 de mayo, con el fin de elevar el perfil de acceso al tratamiento del sida.

La adquisición de medicamentos por parte de las autoridades sanitarias no forma parte medular de los obstáculos que hay en el país: "El Gobierno compra el tratamiento, pero la distribución a las regiones es irregular.

En el Zulia pasan meses sin que lleguen las medicinas para los afectados de sida por el conflicto político y el enfrentamiento administrativo que mantienen funcionarios del Gobierno nacional y del regional, que se pelotean las responsabilidades del transporte y la distribución de los medicamentos".

El retraso es de 15 a 20 días y condena al enfermo al fracaso terapéutico. La paralización del tratamiento colapsa nuevamente el sistema inmunológico y pone en peligro de muerte a miles de personas. Colina recuerda que aun cuando el tratamiento antirretroviral ha frenado muchas muertes por VIH, los pacientes venezolanos de la provincia están condenados a hacer resistencia al tratamiento por cuestiones meramente administrativas. "A veces tenemos que buscar recursos para pagar un transporte que pueda traernos los medicamentos a los pacientes zulianos".

Fecha publicada: 21/05/2007
Fuente: El Nacional
Publicar un comentario